¡Felicidades Bob!

La noticia del 80 cumpleaños de Bob Dylan ha llegado a todos los medios, y no es para menos, pues hablamos de una de las leyendas vivas del folk rock más representativas de la década de los 60. A parte de ser icono de una generación, Robert Allen Zimmerman es músico, compositor, cantante, poeta y ganador del Premio Nobel de Literatura (2016). Su producción abarca 39 discos y 125 millones de copias vendidas, colocándose en el ranking de artistas más populares e influyentes de la historia. 

Todos estos datos están a disposición de cualquiera que pueda echar un vistazo rápido en internet, pero ¿qué es lo que realmente hace a Bob Dylan un personaje imprescindible en la historia de la música y lo convierte en un referente a en todos los niveles? La respuesta está en lo que aportó como artista a la humanidad, el legado de un hombre con una sensibilidad única y una capacidad comunicativa incomparable. Un creador que puso el listón muy alto y que muy pocos han conseguido igualar. 

En primer lugar, creó una nueva forma de música popular a mediados de la década de los 60 donde se conjugaron los rebeldes ritmos del rock & roll, la imagen del cantante pop del momento y una sensibilidad histórica y política ligada al folk, todo esto aderezado con el uso de la poética y el verso de una manera nunca vista antes, que incluso podríamos considerar un antecedente del Rap, – y si no me creéis, echar un vistazo al videoclip de Subterranean Homesick Blues y decirme que no os recuerda a los primeros videoclips de grupos como A Tribe Called Quest-.  Sin duda puso patas arriba el panorama musical creando una nueva bohemia explosiva que trascendió e influyó a los artistas posteriores. Gracias a él, la escena del rock emergente tuvo por fin un peso artístico y se proclamó como género representante del espíritu de la juventud de los 60 –Forever young, I want to be forever young-.

En segundo lugar, merece la pena comentar su producción, desde sus inicios en 1963 con su disco The Freewheelin, una pieza ultra-acústica y tradicional hasta su último disco, Rough and Rowdy Ways, que recoge 9 temas de más de 6 minutos de duración promedio que son un amalgama de referencias a la cultura pop y a la historia política y social de Occidente con aires más modernos. Sin duda Bob Dylan es de esas estrellas que aunque pasen los años, sabe renovarse y mantenerse en la vanguardia. Nos encantaría poder profundizar en toda la producción de un artista como él, sin embargo muy a nuestro pesar, eso nos eternizaría; por lo que os recomendaremos centrar el foco en un periodo concreto, localizado entre 1965 y 1966, donde Dylan publicó sus álbumes Bringing It All Back Home, Blonde on blonde o Highway 61 Revisited -este último contiene la canción Like a Rolling Stone, catalogada por numerosos medios, artistas y fans como “la mejor canción de la historia”, convirtiéndose en la bandera que el artista ondea con orgullo-.

Bob Dylan nos ha regalado durante décadas una voz espectral, una vitalidad plena que no se apaga, una capacidad de conducción y comunicación inigualables, un folk salvaje mezclado con rock que sirvió como vehículo para decir la verdad y trasladarla no solo a la juventud, si no a todo el mundo a través de la música. Sabía perfectamente que quería transmitir y estaba dispuesto a experimentar para hacerlo llegar a toda costa. Sin duda fue un valiente en el acto de hacer música, por eso, desde Carola Morena, queremos desearte un muy feliz 80 cumpleaños Bob, gracias por tu música, el regalo es de ti para nosotros. 

 

¡Felicidades Bob!